Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

El Mundo de Dina

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

PORNOGRAFIA INFANTIL

La utilización de personas menores de edad en material pornográfico, el sometimiento y ultraje que este implica representa una de las formas más alarmantes y agravantes que menoscaban la dignidad de las niñas, niños y adolescentes.

Por Adriana Guevara P.

La utilización de personas menores de edad en pornografía

La utilización de personas menores de edad en material pornográfico, el sometimiento y ultraje que este implica representa una de las formas más alarmantes y agravantes que menoscaban la dignidad de las niñas, niños y adolescentes.

¿Pero, qué es la pornografía infantil?

El Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, adoptado y ratificado por Costa Rica, establece un concepto amplio de lo que debe ser considerado como pornografía infantil.

El mismo indica que esta se entiende como “toda representación, por cualquier medio de un niño dedicado a actividades sexuales explícitas, reales o simuladas, o toda representación de las partes genitales de un niño con fines primordialmente sexuales”

La finalidad básica de la pornografía se podría resumir, como el provocar la excitación erótico-sexual en el consumidor, sea éste hombre o mujer.

Las personas menores de edad no poseen ni legal ni psicológicamente el conocimiento suficiente para tomar la decisión propia de acceder a participar en la producción de material pornográfico. La pornografía infantil es el ejemplo más claro de trasgresiones a todo nivel en la vida de la víctima, deja cicatrices imborrables ya que cada vez que una persona observa este tipo de material, se revictimiza a la persona menor de edad.

La pornografía deja una marca vitalicia en las víctimas, ya que el material pornográfico en el que participaran vendría a constituirse en la prueba física de la actividad en que fueron inmersos. Aunque pasan muchos años, las fotografías, relatos y videos se conservarán; el problema es mayor si este material navega por la red Internet, pues en cualquier lugar y cualquier persona puede tener acceso a éste, incluso es posible que llegue a formar parte de colecciones personales de sujetos situados en cualquier parte del mundo y éste compartirla con amigos, convirtiéndose en una cadena interminable.

La pornografía es fabricada y depositada en diferentes tipos de soportes, es así como la vamos a encontrar en diversas “presentaciones” como lo son: impresa (revistas, fotografías), virtual: contenida en páginas web que a su vez se ser desplegada en formato fotográfico, en vídeo, textos o bien grabaciones de audio.

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías de comunicación, el acceso a la pornografía se torna mucho más sencillo y hasta económico, ya que existen miles de páginas web con contenidos pornográficos que son gratuitas, allí el o la usuaria podrá encontrarse con diversidad de temáticas.

Es motivo de gran preocupación que estas páginas pueden ser ubicadas y vistas por personas de todas las edades, inclusive niños, niñas y adolescentes que se encuentran en proceso de formación y la exposición a este tipo de imágenes, escritos y sonidos puede contribuir a distorsionar un adecuado desarrollo psicosexual.

Por otro lado, el incremento de la cantidad de pornografía que circula y su fácil acceso en todas sus dimensiones, especialmente a través del uso del Internet y las nuevas tecnologías, nos enfrenta a la realidad de que debemos de tomar acciones inmediatas en pro de la protección de niños, niñas y adolescentes.

Si bien es cierto, mencionamos que el fin primordial del consumo de pornografía infantil es la excitación en el espectador, es importante mencionar que en el negocio de la producción, difusión y fabricación de pornografía infantil, se encuentran grandes organizaciones criminales que obtienen majestuosas ganancias, de manera que la motivación principal al producir este tipo de material, es de índole económica.

Legislación nacional

La legislación Costarricense contempla en los artículos 173, 173 bis y el 174 del Código Penal, las acciones que son sancionables en matera de pornografía infantil, siendo éstas:

1. La fabricación, la producción y la reproducción de material pornográfico en el que participen personas menores de edad. La pena contemplada oscila entre los 3 a 8 años de prisión. (Art. 173)

2. El poseer pornografía infantil. Pena privativa de libertad entre los 6 meses y los 2 años. (Art. 173 bis).

3. El comercializar, difundir o exhibir pornografía a niños, niñas y/o adolescentes o incapaces, tendrá una pena de 1 a 4 años, o bien, el mostrar a adultos pornografía infantil.

Es importante mencionar que en muchos casos las personas menores de edad que han sido utilizados para producir material pornográfico son víctimas a la vez de otros tipos de transgresiones a su integridad física y psicológica, producto de ser inmersos en un mundo mercantilista y libidinoso, cientos de ellos y ellas han sufrido violaciones sexuales, torturas de diversa índole, incluso han perdido su vida.

Consecuencias en las víctimas:

Las secuelas se presentan a nivel integral, siendo que se afecta tanto los aspectos físicos, psíquicos y sociales.

• A nivel físico: vamos a encontrar desgarros en áreas genitales, golpes, quemaduras, mordiscos, enfermedades de transmisión sexual, fracturas, entre otros.

• A nivel psíquico: tentativas de suicidio, problemas de autoestima, enuresis, encopresis, alteraciones en la alimentación y el sueño, desarrollo de psicopatologías, conductas sexualizadas, etc.

• A nivel social: problemas para socializar, aislamiento, etc.

--
Fecha: 22 de junio de 2012 a las 09:45

Compartir este enlace: