Alianza por tus Derechos

http://alianzaportusderechos.org

Denuncie

Desaparecidos

El Mundo de Dina

CRIN

SAL

Un Mundo

GDI

BOLETIN

Suscribase a nuestro boletín electrónico y reciba las noticias en su correo.


Ingrese su correo electrónico:

Importante: El Boletin es solo en español

PERU: Casos por abandono de niños aguardan en Lima Norte desde hace siete años

Juez ofrece agilizar el caso de Jeremy, una niña de 7 años que espera sentencia.

Especialista alerta que la administración de justicia no le da prioridad a menores

Por Elizabeth Salazar Vega

El expediente 273 circula por los pasillos del Quinto Juzgado de Familia de Lima Norte desde el 2003. En el cúmulo de hojas va el nombre de Laura, quien lleva 4 de sus 10 años en el Hogar San Antonio, en el Callao. El expediente 273 tiene un rostro canela y solo pide ir a casa. “La madre no es de extrema pobreza, su casa es de ladrillos y puede mantener a otros dos hijos. Hace poco vino, luego de un año de ausencia, pese a que tiene autorización del juez para visitarla los fines de semana. Cuando le pedimos que se haga cargo, solo llora”, refiere la directora del Hogar San Antonio, Ruth Ampuero.

El Poder Judicial no decide respecto de los dos caminos que tiene: declarar procedente o improcedente la solicitud de abandono. El primero, implica retirarle a la madre su derecho sobre la niña y el segundo, ordenar que algún familiar vele por ella (reinserción familiar).

LAS RAZONES DE LA CORTE
La Ley del Código del Niño y Adolescente establece que “el juez podrá declarar el abandono cuando: (...) los padres lo hubieran desatendido injustificadamente por seis meses continuos o sumados”. María Barletta, profesora en Derecho de la Niñez de la Pontificia Universidad Católica, considera que la justicia es benévola con la familia y no le da prioridad al menor. Pero como el expediente 273 hay más casos.

Ronald Cueva, magistrado de la Corte de Lima Norte, ha ocupado el puesto de Juez de Familia en lo Tutelar desde el 2002 hasta mediados del 2007. Este despacho tiene cinco expedientes pendientes del Hogar San Antonio, los cuales aguardan de dos a siete años. “La prioridad, según la ley, es reinsertar al niño en el seno familiar y se agotan todos los esfuerzos para ello. Hay padres que quieren que el Estado mantenga a sus niños y luego se los llevan cuando cumplen la mayoría de edad. Pero no podemos pensar que todos los casos son así”, dice el ahora vocal Ronald Cueva.

En el 2002, este juzgado tenía 5.300 casos (entre abandono e infractores). En julio pasado la cifra se redujo a 1.284, de los cuales unos 700 son solicitudes de abandono, pero solo el 10% de ellos tiene los elementos para obtener un resultado positivo, pues el resto son casos de maltrato o niños de la calle.

“Hay uno que otro caso del 2000, pero se ha reducido la carga”, refiere. Aun así, son siete años de espera. “La ubicación de los padres es lo que tarda más y decidir quién asume el costo de la publicación de un edicto también puede retrasar”, agrega.

La Ley 28330 establece que uno de los mecanismos de búsqueda de los padres del niño es la publicación de edictos en los medios de comunicación. El costo es de 180 soles y la ley no precisa quién debe asumir el pago en el caso de los expedientes que ingresaron antes del 2006, el juez o el Ministerio de la Mujer y del Desarrollo Social (Mimdes). “No podemos obviar este paso, pero intentamos buscarlo por otros medios”, dice Cueva.

NO SON CIFRAS FRÍAS
Jeremy es una niña de 7 años que —como denunciara este Diario— desde que era una bebe aguarda que se confirme su abandono luego de que su madre drogadicta la entregara a un albergue. “Era un proceso entrampado que ingresó antes del 2002 y lo logré terminar”, refiere Cueva. El fallo que se dio fue en el sentido que la niña fuera devuelta a su madre, la misma que no quería saber más de ella. “A veces los padres engañan y muestran interés por el menor. Sabemos que la había visitado en el albergue. El Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif) también lo dijo, pero, bueno, hubo un error”, comenta, luego de recordar que el padre de la niña está preso. En suma, una familia disfuncional a la que no podía ni puede regresar.

El caso se archivó y desde comienzos del 2006 se inició uno nuevo. El caso está en manos de la jueza Lourdes Chavarría, quien ha asumido este juzgado. La ley señala que se debe volver a realizar todas las diligencias (buscar a la madre, intentar la reinserción, etc.). No obstante, personal de la Corte de Justicia de Lima Norte informó que se pondrá especial interés en el caso, dado que se trata de una niña que a medida que pasa el tiempo tendrá menos posibilidades de adopción debido a su edad.

Casos de infractores restan tiempo
Desde el 2006, toda solicitud de abandono de menores no va directamente al Mimdes, pues la Secretaria Nacional de Adopciones es la que se encarga ahora de las investigaciones tutelares. En el caso de los Juzgados 5 y 7 de Lima Norte, ello ocurre desde octubre de ese año, por lo que todos los casos que esperan solución son antiguos.

No obstante, uno de los obstáculos ajenos a ellos es que también deben resolver casos de menores infractores, los cuales llegan continuamente al despacho, ya que su detención no puede ser mayor a las 24 horas. Ello les toma buena parte del día y les resta tiempo para culminar las investigaciones tutelares.

LAS CIFRAS
4327 niños de los 2.500 que alberga el Inabif en todo el país tienen auto de abandono del juez.
4239 son los casos que deben ser agilizados en el Poder Judicial, pues —según la ministra Virginia Borra— se trata de pequeños sin familiares conocidos.
453% de los menores albergados tiene vínculos familiares.

http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2007-10-22/casos_por_abandono_de_ninos_ag.html

--
Fecha: 25 de octubre de 2007 a las 12:46

Compartir este enlace: